ADNdeportivo.com
Un kilómetro a la vez.
Inicio » Un kilómetro a la vez: Tips para no subir de peso si estás lesionado

Un kilómetro a la vez: Tips para no subir de peso si estás lesionado

Hace una semana me operaron de una hernia inguinal, y me prohibieron hacer cualquier tipo de esfuerzo durante un mes, es decir, no podré correr. Se me ocurrió escribir sobre este tema, pues sé que a muchos de ustedes les ha pasado, a lo mejor no por una cirugía, sino por temas de lesión.

Estamos acostumbrados a la actividad física y a comer lo suficiente para poder rendir en nuestro día a día, sin embargo, si le bajamos al ejercicio también hay que bajarle a la comida. De lo contrario, a parte de perder condición, podemos ganar unos kilos de más. Aquí algunos consejos:

Las lesiones son una constante en la práctica de los deportes. (Foto: Especial)
  1. Sé más estricto: Cuando corremos nos podemos dar más permisos sin que esto afecte nuestro peso, ahora tendrás que hacer menos trampa en tu dieta y vigilar más lo que comes. No es que nunca más vayas a comer cosas ricas, pero sí puedes guardar esos permisos que antes te dabas, sólo para ocasiones especiales.
  1. Aumenta tu consumo de fibra: Los alimentos ricos en fibra nos dan saciedad por más tiempo y facilitan que te apegues mejor a tu plan de alimentación. Te recomiendo que, al menos a la hora de la comida, empieces con un plato grande de ensalada o verdura (el consomé y la sopa de verduras no cuentan), esto ayudará a que lo que comas después, se absorba más lento y te llenes. Entre comidas, si tienes hambre, opta por jícamas, pepinos o una porción de fruta. Las que debes evitar ahora que no estás activo, son el mango, plátano y sandía, por su alto índice glucémico.
  1. Aprende a identificar la ansiedad por comer: El ejercicio nos ayuda a controlar el apetito y evitar la ansiedad por comer cosas que no debemos. Mantente muy atento, pues la ansiedad, a diferencia del hambre, aparece de manera repentina. No se origina en el estómago sino en nuestra mente. Detente unos minutos a pensar si realmente tienes hambre, o sólo son ganas de comer. Conocer la causa de tus antojos puede ayudarte a tener un mejor control.
  1. No se trata de comer menos, sino de comer mejor: Recuerda que ninguna dieta saludable, te mata de hambre. Aunque estés lesionado es importante que hagas además de tus tres comidas principales, al menos un snack a media mañana y otro a media tarde. El saltarte las comidas, acostumbrará a tu cuerpo a ahorrar energía y, por lo tanto, almacenará más grasa.
  1. Ten paciencia: Siempre le cae bien un descanso a nuestro organismo, así que no te desesperes. Encuentra otra actividad que te agrade para ocupar ese tiempo en el que entrenabas, así se te pasará más rápido.

Seguramente perderás condición física, es parte de esto pero, si te mantienes en tu peso, recuperarla será mucho más fácil. ¡Ánimos!

Raquel Pérez de León | @raq_nutriologa

Raquel Pérez de León | @raq_nutriologa

Soy Nutrióloga apasionada del ejercicio y maratonista. Egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE y Maestra en Nutrición Deportiva por la Universidad del Valle de México y Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid. Amante de mi profesión, mi objetivo es enseñarte buenos hábitos de alimentación y running, para que disfrutes de este deporte al máximo. Citas: 04455 3850 6800