ADNdeportivo.com

Rayados no está para defender

Los Rayados de Monterrey dejaron escapar la victoria esta Fecha 12 en la Liga MX en su visita a Querétaro. Los Gallos arrebataron el empate en el último suspiro del encuentro.

Cuentas para donaciones terremoto México

A DOBLE RAYA

La pelota volvió a rodar por las canchas de México. Poco a poco, pero el país comienza a recobrar la calma y normalidad en medio del caos, sobre todo la gente del centro y sur. El regreso del balompié mexicano es un bálsamo que, si bien no cicatriza la herida que dejó el sismo, al menos apacigua el dolor con la distracción de ver 90 minutos de futbol y estallar en júbilo y desestrés con el sagrado grito de gol. Monterrey y la liga volvieron a la actividad el martes 26 y miércoles 27 de septiembre.

El ‘Gigante de AGUA-cero’

La Pandilla recibió a Santos en medio de un ambiente solemne al conmemorar una semana del Terremoto del 19 de septiembre. La lluvia acompañó durante el minuto de silencio y también en el juego; el problema es que el aguacero fue tan fuerte que el partido se suspendió al minuto 12 del primer tiempo debido a que la cancha y las inmediaciones del estadio se inundaron. Así es, el ‘Gigante de Acero’ pasó a ser el ‘Gigante de Aguacero’. La buena noticia es que, según Multimedios Laguna, el partido podría reanudarse hasta el 8 de noviembre.

https://twitter.com/ADN_Deportivo/status/913266513825673217

Visita a ‘La Corregidora’

Ni hablar, el regreso del futbol rayado no fue posible de forma total durante el martes. La afición tuvo que aguardar hasta el sábado, cuando Monterrey visitó a Querétaro. Parecía un partido ‘de trámite’ para la escuadra regia, ya que se se trataba del líder contra el 15 del torneo. Los Gallos se encargaron de hacer entender al Monterrey una frase tan trillada pero tan cierta: ¡Los partidos se ganan en la cancha!

via GIPHY

Regios y queretanos brindaron una primera parte digna del olvido. Los Gallos generaron una sola oportunidad gracias a un error de comunicación entre Hugo González y Stefan Medina. Monterrey también hizo lo suyo, pero realmente no inquietaron a Tiago Volpi, quien sólo intervino en un par de oportunidades. Todo el aburrimiento se quebró con el gol de Javier Güémez, un error de marcación en táctica fija que evidenció que el equipo ‘estaba más que dormido’.

Polémica tras polémica

Seguramente el regaño fue fuerte en el entretiempo, porque Rayados salió con una cara totalmente distinta en el complemento; bastaron un par de minutos para emparejar el marcador. ¡Y comenzó la polémica! Avilés Hurtado fue derribado por la zaga de Querétaro, el zaguero de Gallos trabó claramente el pie de Hurtado, quien no cayó de forma estrepitosa. Hubo contacto y eso fue suficiente para sancionar el penalti, no todos los golpes en el área son faltas, pero tampoco se necesita que rompan una pierna para marcar la pena máxima.

En efecto, era otro equipo y otra actitud. Monterrey se acordó de que es el líder invicto y salió en busca del resultado. Leonel Vangioni, quien estuvo impreciso durante el primer tiempo, encontró un rebote en los linderos del área y mandó el balón a las redes tras dar la media vuelta. Es cierto que el balón le pegó en la mano, pero el contacto fue involuntario. Un gran gol para el ahora titular indiscutible en la lateral izquierda de Mohamed.

Rayados no está para defender

Con el 1-2 a favor, la afición rayada creía tener el resultado amarrado, sobre todo cuando se jugaba el minuto 90; no obstante, el futbol avisa cuando se avecina un desaguisado o una satisfacción. Mohamed decidió encerrar al equipo y aguantar los últimos minutos del encuentro. Puede entenderse el ingreso de Molina y de Benítez, pero el partido estaba para buscar atacar, para presionar al rival y liquidarlo.

Mohamed metió a Luis Fuentes para formar una línea de cinco. Quizás era válido aguantar el resultado, pero no cuando tu equipo no está reteniendo la pelota o, peor aún, ni siquiera la tiene. Rayados cedió poco a poco la iniciativa a los Gallos, quienes con más corazón que calidad, terminaron por igualar el encuentro. Lo más frustrante del caso es que el empate llegó sobre la hora y con un penalti sumamente dudoso.

Para el final… ¡Aguas con los fantasmas de la liguilla!

Quien escribe estas líneas no ve un contacto donde Carlos Sánchez derribe a Cortizo. Montaño marcó penalti y se fueron dos puntos. Piense el lector en el cuadro titular del equipo y en sus estelares. Pabón, Sánchez, Hurtado, Funes Mori… Todos son atacantes. Espero que el ‘Turco’ haya aprendido de los errores en liguillas pasadas. Ojalá entienda que se necesita llegar bien al cierre del torneo, y que un superliderato ya no basta. Si algo sabe hacer este equipo es atacar, no defender.

Mario Becerril | @becerril_m26

Apasionado por llevarte todos los detalles de los deportes que más te emocionan. Aficionado al futbol, boxeo y olimpismo. Periodista deportivo en formación por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.