ADNdeportivo.com
Nacho Ambriz superó a Cruz Azul con Necaxa.
Inicio » Pasión Rojiblanca: Sí, sí son ‘mamad…’ Nacho

Pasión Rojiblanca: Sí, sí son ‘mamad…’ Nacho

Pletórico el Estadio Azul el pasado sábado en la capital del país. El coloso de la Colonia Noche Buena le abrió la puerta al histórico que acogió las tardes de los años 50. El Necaxa, con toda su tradición pisaba de nuevo una cancha que pronto no estará más en el futbol mexicano.

Era un partido especial, desde que Necaxa salió de la ciudad de México, las visitas del equipo son nostálgicas y llenas de memorias de aquel equipo de los 90 (en realidad siempre que mencionan a los Rayos sale ese tema). Las gradas eran el sepulcro desde el primer minuto para el equipo local, que no apareció ni en la cancha ni en las gradas. El grito de: “Rayos”, debía ser silenciado por el sonido local, que emulaba al de un tren anunciando su llegada… o salida.

Necaxa salió con la cara en alto; orgulloso como su gente y despidió a su vieja casa como tenía que hacerlo, porque ahí es donde inició toda la aventura en la era profesional. Lo hizo venciendo al usurpador, al equipo de Hidalgo y que por alguna razón convirtió ese inmueble en su casa luego de ser albergue de otros viejos rivales como Atlante o América.

Fue un partido redondo, contundente y en la conferencia de prensa, cuando todo parecía ir normal, Nacho Ambriz dijo una verdad contundente en palabras coloquiales sí, pero altisonantes. “¡Son mamadas!” En referencia a la situación del Ascenso MX y la cuestión del descenso en la Primera División.

Las palabras se usan en todas partes, a todas horas. En un día esa frase la escucho alrededor de 10 veces, tal vez, más. Sin embargo me puse a pensar que estas palabras las podemos utilizar para muchas otras cosas más. Por ejemplo, yo utilicé la expresión horas más tarde, cuando en los resúmenes deportivos, pocos hablaban de la gran labor que hizo el conjunto rojiblanco: Siendo certero, creando jugadas, con dinamismo, defendiendo bien, etcétera. No, el asunto era hablar de lo eterno, lo de siempre, lo decepcionante que es Cruz Azul.

Al ser parte de los medios, debo incluirme. Nos aferramos a “las mamadas” de siempre, no vemos que, por ejemplo, en el futbol, hay otros 12 equipos además de cuatro más dos del norte, por eso, me gusta que existan estos espacios diferentes, que permiten hablar de los que parecen no tienen voz.

Pero más allá de ese contexto personal, debo decir que agradezco las “mamadas” de Nacho Ambriz. Siempre se puede o no estar a favor de un estilo, reventar por reventar o hacerlo de forma consciente, pero lo cierto es que la figura que decide es la del entrenador y obviamente lo jugadores. Pues las “mamadas” de Ambriz nos tienen aquí, con una sonrisa aún días después del partido, demostrando, al menos por ahora y sin tirar campanas al vuelo, que el proyecto camina contrario a lo que muchos pensaban, pero que falta trabajo, demasiado y que se convierta en triunfos en casa. Gracias. Y también de paso te agradezco, Nacho, que por tus “mamadas” los detractores del equipo están por debajo de las pierdas, otra vez. (perdón me ganó el sentimiento).

 

Alejandro Rodríguez | @AlexDeRayos

Alejandro Rodríguez | @AlexDeRayos

Egresado de la Carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, UNAM. Frustrado escritor amante del arte, en particular música, fotografía y la literatura. Apasionado de los deportes y enamorado de Holanda, Raiders y el Necaxa.