ADNdeportivo.com
Miguel Enríquez Pluma Sin Pasaporte
Inicio » Nuevo escritor, misma aventura homérica

Nuevo escritor, misma aventura homérica

La llegada de Gerardo Martino al banquillo tricolor representa un evidente salto de calidad en la dirección técnica, habrá que descifrar si su materia prima y los ‘dueños del balón’ complementan el trabajo del seleccionador.

La llegada de Gerardo Martino al banquillo tricolor representa un evidente salto de calidad en la dirección técnica, habrá que descifrar si su materia prima y los ‘dueños del balón’ complementan el trabajo del seleccionador.

No mentía Rafael Márquez cuando comparaba la silla presidencial con la de entrenador de la Selección Mexicana. La importancia de un puesto en comparación con el otro es abismal, sin embargo, la presión, la vigilancia social y la expectativa que tiene todo un pueblo en dichos cetros es la misma.

En México el futbol es un cuento de poder. El balón resulta ser lo menos importante, priorizar el negocio sigue siendo el objetivo inmutable de los federativos, mismos que aún no conciben que ambas perspectivas van de la mano al éxito.

Hoy ha sido presentado Gerardo Martino como técnico de la Selección mayor de nuestro país. El estratega ex de Barcelona, Argentina o Atlanta United, presume un currículum como el de pocos hombres que han usado las pizarras del CAR; 2 subcampeonatos de Copa América con la albiceleste, cuartos de final de la Copa del Mundo de Sudáfrica con Paraguay, una racha de 7 años sin perder dos partidos seguidos, tener bajo sus órdenes a astros como Lionel Messi, Sergio Busquets o Andrés Iniesta y, recientemente, ganar la MLS Cup con el Atlanta United.

Martino sólo perdió 8 cotejos dirigiendo a los Blaugranas y 3 con su selección natal, de donde salió por problemas para completar la plantilla de Juegos Olímpicos de Río, no por resultados.

Martino Argentina
Foto: Especial

Un ADN ganador

El juego vistoso pero equilibrado, la propuesta ofensiva y la disciplina, son términos que ligan de inmediato con el ex entrenador de Newell´s, sin embargo, hoy llamó la atención una declaración en privado para ESPN: “Ojalá que el quinto partido no sea una cuestión de casualidad”.

Al ser cuestionado sobre cómo percibió en su llegada el ambiente de ‘obsesión’ con los cuartos de final de Copa del Mundo (cosa que México no logra desde el mundial en casa de 1986), el ‘Tata’ aseguró que los directivos pidieron avanzar a tal juego. Lo sorprendente es que después él respondió que se estaba olvidando del proceso de 4 años para llegar ahí y que, bajo tal, hay que pensar en un crecimiento futbolístico.

Martino Selección Mexicana
Foto: Especial

Las palabras del técnico pueden dejarnos tranquilos, pues expresan compromiso, dedicación y, sin ser necesariamente un pedido, buscará que el futbol mexicano evolucione en su cotidianidad. Mi preocupación es la poca ambición del directivo, pues antes que nada habría que desarrollar a los deportistas nacionales, haciéndolos crecer como en su momento lo hizo Luis Aragonés con España o Colombia con José Pekerman; la fórmula es sencilla, no se puede pensar en el resultado sin un proceso.

Parece que el balompié azteca tiene una oportunidad privilegiada de crecer, de dejar de lado a los compadres vestidos de futbolistas y de cambiar de mentalidad para buscar una identidad perdida desde hace al menos 3 periodos mundialistas. Veremos si los dirigentes están a la altura de la ventana, pues Martino tiene la pluma para cambiar la historia, pero las hojas le ponen en jeroglíficos la misma aventura homérica.

Avatar

Miguel Enríquez | @MiguelEnriquezH

Sacrifico horas de sueño por un sueño más grande.