ADNdeportivo.com
Miguel Enríquez Pluma Sin Pasaporte
Inicio » Los perdidos aprendices de Gutiérrez y Lozano

Los perdidos aprendices de Gutiérrez y Lozano

México es un país altamente futbolero. En condiciones megadiversas navegan diversos balones: desde el barrio y el arenal, hasta los campos con la tecnología de primer mundo.

Caos de película

Que nos guste el futbol y llevemos décadas con una liga profesional, una selección en el top 20 del ranking FIFA y que hayamos sido capaces de albergar dos Copas del Mundo (en 2026 la tercera), dota de suficientes motivos para pensar que los talentosos con el balón crecen a racimos en la tierra denominado como el ombligo del mundo. No es así.

Futbol llanero
Foto: Especial

Los tres casos expuestos arriba se caen si pensamos rápidamente que nuestra profesionalización implica contar con una primera división de espectáculo, no de formación ni de oportunidad al joven nacional; una zona geográfica con países a los cuales no les maravilla el deporte de las patadas y no ahondan en poner resistencia contra la Selección Nacional, por tanto, la clasificación a competencias de renombre resulta accesible; y, por último, de aquellas próximas 3 justas mundialistas, el país significó una gran bolsa de dinero por lo apasionado que resulta su gente y lo atractivo que resulta éste para los extranjeros.

Por algún lado se encontrarán las estrellas

Según INEGI, en México, hasta 2015 habitaban casi 120 millones de personas, de las cuales 48.6% son hombres. 18 millones son menores de 29 años y mayores a los 12, y si contamos que más de la mitad de la población total sigue el futbol, ¿Por qué no tenemos jugadores de élite?, ¿Por qué no somos constantes en enviar a representar el balompié azteca a los Gutiérrez o Lozano? La respuesta es el negocio.

Pachuca 2015
Foto: Especial

La playera de nuestra selección está abaratada; desde los directivos que al elegir el negocio olvidan que la prioridad es entregar futbolistas a la tricolor, hasta los protagonistas del césped que proponen cuándo y cómo quieren jugar y no adoptan la filosofía de entrega que sí tienen selecciones como Brasil, Uruguay, Alemania o Francia. Es otro motivo por el que ellos son Campeones Mundiales.

Además, los dueños pretenden vender a sus futbolistas dentro del mercado europeo a precios estratosféricos; olvidan que Dybala al Palermo, Asensio al Real Madrid, José María Giménez al Atlético de Madrid u otras estrellas internacionales, no pasaron de los 10 sacos de dinero verde.

2015
Pachuca es el club que mejor ha desarrollado jóvenes | (Foto: Especial)

¿Proceso o exceso?

Acá los pretenden madurar, en Sudamérica los envían a probar suerte a los 17 años. Diego Laínez, Rodolfo Pizarro, Edson Álvarez, Jesús Gallardo, Alfonso González o Dieter Villalpando son ejemplos. Los directivos le lavan al cerebro al atleta con comodidades que en el viejo continente sólo merecen los consagrados. La mafia y la mercenaria actitud de algunos, tanto de pantalón largo como corto, pone otra traba más al crecimiento.

Si a todo ello le sumamos las condiciones de pobreza del país, la corrupción de directores de fuerzas básicas o visores en las pruebas juveniles y la poca oportunidad a los que llegan a categorías sub 20 en el primer equipo, el hoyo es más profundo.

México 2011
México ha obtenido dos Campeonatos del Mundo Sub 17 | (Foto: Especial)

Seguro estoy de que en algún lugar habrá verdaderos ‘Messis mexicanos’ y ‘Ronaldos aztecas’, pero habrá que pensar qué hacemos mal para no tenerlos hoy en la plataforma de competeción elitista.

Miguel Enríquez | @MiguelEnriquezH

Sacrifico horas de sueño por un sueño más grande.