ADNdeportivo.com
Miguel Enríquez Pluma Sin Pasaporte
Inicio » Llegó la hora: trasplante de corazón celeste

Llegó la hora: trasplante de corazón celeste

De las tinieblas emerge una necesidad más para el equipo de Pedro Caixinha. Un club repleto de fantasmas, de errores que se recuerdan detrás del escudo cementero y que tienen como visita recurrente el nido de Coapa: si Cruz Azul quiere dar un golpe en la mesa, mañana debe vencer al América.

A eliminar complejos

Dicen que quien no conoce su historia está condenado a repetirla. Resulta difícil concluir que el cuadro celeste ha aprendido de los errores del pasado; un equipo que, entre su once titular, sólo mantiene a 4 jugadores del Clausura 2018 u otros torneos más antiguos, puede generar dudas en la afición de La Noria sobre la capacidad de ganar cuando la balanza se antepone o cuando los retos en la cancha no quedan en los botines, sino pasan por la cabeza.

Cruz Azul
Foto: Especial

En la historia del denominado ‘Clásico joven’, América domina en la estadística: 61 encuentros ganados para las águilas, 51 para la máquina y 44 empates. Por si fuera poco, este sábado el cotejo enfrenta al líder y sublíder del torneo respectivamente: en 32 duelos pasados, los emplumados se han llevado la victoria 16 veces por sólo 6 derrotas, y si a eso le sumamos que Miguel Herrera tiene una efectividad del 52% cuando se mide a la máquina, la balanza no deja duda de quién es el favorito para la jornada 14 en el Estadio Azteca.

Pero está la contraparte. Si Cruz Azul quiere volver a la cima del certamen, dejar en claro quién es el ‘mandón’ del torneo, posicionarse como favorito al título y despojarse de una vez por todas de, quizá, el último de sus grandes males, esta es la mejor oportunidad; es la ocasión en la que los nuevos jugadores como Milton Caraglio, Elías Hernández, Roberto Alvarado o Iván Marcone, pueden hacer oídos sordos del peso de una loza que ellos no cargaron y que reinventaron en este Apertura 2018 con 13 jornadas en el liderato. Si la historia puede dejarse de lado, si alguien debe creer que mañana la vida inicia de cero, son los de camisa azul, no encuentro otra manera para fumigar la última gran peste de los oriundos hidalguenses.

América vs Cruz Azul
Foto: Especial

La presión está de su lado, no es para menos con casi 21 años sin campeonar, pero las historias de heroísmo se construyen en escenarios adversos y esa es la peor pesadilla de un equipo históricamente timorato.

Demonios amarillos

Los grandes fracasos de Cruz Azul tienen tintes amarillos: la eliminación en semifinales del Clausura 2005; los más de 10 años sin victoria en el clásico (hasta 2010); la hecatombe en el Estadio Azteca para la final del Clausura 2013, donde Cruz Azul ganaba con comodidad en el partido de ida, en el de vuelta (y con un hombre más), y en los minutos finales, los ‘cremas’ empataron con un autogol de Alejandro Castro al desviar un remate del arquero americanista, Moisés Muñoz, para a la postre quedarse con su doceava estrella en penales; tampoco se olvida el partido del Apertura 2014, donde la máquina ganaba 3-0 al medio tiempo y con una épica actuación de los americanistas, el resultado final fue 3-4 o la última liguilla del Clausura 2017, donde una vez más los cementeros se despidieron a manos del acérrimo rival.

Y si le faltaran tintes de sabor y revancha al partido, podemos sumar el ingrediente Pedro Caixinha. El técnico cruzazulino se ha quejado abiertamente del arbitraje cuando enfrenta a las águilas, pues cuando dirigió a Santos en 2014 calentó un duelo que a la larga perdió 4-1 al mencionar que “América recibió ayuda en 7 de las 9 jornadas disputadas”; hoy resultará complejo que ese pueda ser el factor decisivo, pues la incursión del VAR en México es una realidad.

Muñoz Gol
Foto: Especial

Si bien el estratega mantiene un balance contra los de Coapa, con 3 victorias y 3 derrotas, quizá nunca había dirigido un cuadro tan poderoso como el que tiene en sus manos hoy. Es momento de dejar de lado los prejuicios y sacar de ultratumba el traje de héroe que alguna vez portaron Carlos Hermosillo o Miguel Marín; de resistir a la oleada amarilla y de dejarse llevar por los alicientes que conglomera la afición cementera, pues no en vano son quienes mayor presencia tienen en las butacas de su nueva casa.

Simbiosis de sufrimiento

Veremos de qué está hecho este equipo. Será momento de borrar las dudas y remar contra corriente, aunque, desde mi punto de vista luce complicado con la racha de 7 partidos sin perder de América en el torneo. Parece que Cruz Azul ha vivido en estado de coma 21 años y los médicos diagnosticaron mal: la sangre ganadora se le extrajo a los cementeros y sumó en el ADN águila. Hoy el problema es crítico y la solución se antoja complicada: un trasplante de corazón celeste.

 

Miguel Enríquez | @MiguelEnriquezH

Sacrifico horas de sueño por un sueño más grande.