ADNdeportivo.com
El frío es un impedimento en invierno.

Un kilómetro a la vez: ¡Que el frío no acabe contigo!

“No es flojera, ¡es que hace mucho frío!” Que esto no sea pretexto para no entrenar, lo único que necesitas es ganas de salir a correr, así podrás mantenerte en forma y compensar los excesos de las fiestas navideñas.

Te daré algunos consejos para este invierno:

Un poco más de calentamiento

Siempre es importante iniciar la sesión con mínimo 10 minutos de calentamiento, esto ayudará a que tus articulaciones y todo tu cuerpo entren en calor, evitando algún riesgo de lesión. Ahora que hace frío, incrementa aunque sea 5 minutos más y, siempre que te sea posible, hazlo en algún lugar cerrado, al igual que el estiramiento final.

Motívate

Generalmente en esta época del año ya pasaron todas las competencias y eventos que teníamos planeados, ahora valdrá la pena pensar qué seguirá para el próximo año. El tener metas concretas te ayudará a no fallar en el entrenamiento. Sería bueno, si es de tu agrado, unirte a un grupo de corredores, o crear el tuyo con tus amigos, así seguro no faltarás, pues no querrás dejarlos plantados.

Vístete en capas contra el frío

Se trata de ir protegido pero que tampoco te estorbe la ropa. Escoge las prendas que sean térmicas y delgadas y, conforme empieces a correr se te irá pasando el frío. Recuerda que lo más importante es proteger manos y orejas, ya con eso estás del otro lado, así que no olvides los guantes y orejeras o gorrito.

No te preocupes por la velocidad

No te exijas tanto, de por sí cuesta trabajo movernos, no es tiempo de romper tus récords ni de mejorar tu velocidad. Disfruta de correr a un ritmo tranquilo y mantener tu condición física, quemar algo de grasa y darte algunos gustos en las comidas y reuniones.

Hidrátate

Sí, aunque no tengas sed, en el frío también puedes deshidratarte, por lo que debes tomar agua cada 15 minutos. Trata de que los líquidos estén templados, pues no podemos decir a temperatura ambiente.

No olvides llevar tu muda de ropa

En cuanto dejes de correr, la temperatura de tu cuerpo comenzará a bajar de nuevo, así que es preferible que te cambies lo más pronto posible, para evitar pescar un resfriado. Si estás cerca de tu casa, mejor llégate a bañar y toma algo calientito, un té o un café.

Si apenas comienzas a correr, ¡qué mejor época! Así iniciarás el próximo año con un nuevo hábito, y sin ningún pretexto. Espero que te sirvan los tips.

Raquel Pérez de León | @raq_nutriologa

Raquel Pérez de León | @raq_nutriologa

Soy Nutrióloga apasionada del ejercicio y maratonista. Egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE y Maestra en Nutrición Deportiva por la Universidad del Valle de México y Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid. Amante de mi profesión, mi objetivo es enseñarte buenos hábitos de alimentación y running, para que disfrutes de este deporte al máximo. Citas: 04455 3850 6800