ADNdeportivo.com
Hay que bajar los kilómetros a veces.

Un kilómetro a la vez: ¿Cuándo darte por vencido en un entrenamiento?

¡Nunca te rindas, lucha por tus objetivos, no dejes de entrenar! Frases que escuchamos continuamente y que nos ayudan a seguir adelante y dar lo máximo de nosotros. Sin embargo, aunque sabemos que tanto el entrenamiento como la alimentación son las claves para lograr el éxito en una competencia, a veces el dar más de lo que podemos, puede terminar en consecuencias negativas. Te dejo algunas señales que debes tomar en cuenta para identificar cuándo debes dar por terminado un entrenamiento

Cuando tienes dolor

El famoso dicho de ‘si no duele, no funciona’, no aplica en estos casos. Sí es normal sentirnos adoloridos después de una sesión de entrenamiento, pero sabemos que es algo habitual y que no nos impide realizar nuestras actividades cotidianas. Existe otro tipo de dolor, el relacionado con las lesiones y enfermedades y el mismo que hace que tu cuerpo te pida a gritos que pares. Si duele mucho, quiere decir que algo no está bien y es mejor atender ese dolor que continuar con la sesión.

Si hay condiciones climáticas extremas

A veces recurrimos a lugares con climas calurosos a propósito, para poder adaptar a nuestrouerpo al calor y la humedad que tendremos durante la competencia. Son estrategias adecuadas y te permitirán llegar mejor preparado a tu evento. Sin embargo, a veces el clima llega a cambiar drásticamente y no es algo que dependa de nosotros. Ya sea calor extremo o demasiada humedad, aunque te estés hidratando correctamente puedes correr riesgo. Son síntomas de deshidratación, además de la sed: náuseas, calambres, vómito, cólicos, diarrea, mareo y frecuencia cardiaca anormal. Si llegas a presentar alguno de estos, es necesario que pares por completo de correr.

Te sientes exhausto

Hay días que terminamos más cansados que otros, pero lo normal es que con tu comida de recuperación te sientas mejor y, al día siguiente, otra vez tengas pilas para darle duro. Si estás comiendo bien, y aún así sientes que de plano estás muy cansado, no pasa nada que dejes ese entrenamiento. El cansancio depende de muchos otros factores, el estrés es uno muy importante. Date el tiempo de recuperarte y verás que en lugar de afectarte te fortalecerá.

No tienes motivación

Es un hecho que el ejercicio debe ser algo que nos guste y nos motive a ir todos los días. Elegiste correr porque es lo más te agrada pero, aún así, hay días que de plano, no son ‘tu día’ y, aunque te encante correr, a lo mejor no tienes ganas y tampoco es tan grave. Si quieres descansar descansa, o si quieres hacer un entrenamiento como descanso activo, ya sea nadar, bailar, andar en bicicleta, también se vale. El exceso de trabajo puede llevarte a la desmotivación.

El mejor consejo que te puedo dar es escuchar a tu cuerpo

Si quieres vivir mucho tiempo en él y seguir acumulando kilómetros, es mejor que le hagas caso. No importa parar, mientras te levantes y no pierdas la motivación.

Raquel Pérez de León | @raq_nutriologa

Raquel Pérez de León | @raq_nutriologa

Soy Nutrióloga apasionada del ejercicio y maratonista. Egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE y Maestra en Nutrición Deportiva por la Universidad del Valle de México y Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid. Amante de mi profesión, mi objetivo es enseñarte buenos hábitos de alimentación y running, para que disfrutes de este deporte al máximo. Citas: 04455 3850 6800