ADNdeportivo.com
Miguel Enríquez Pluma Sin Pasaporte
Inicio » El ‘tri’ que nos deja Juan Carlos Osorio

El ‘tri’ que nos deja Juan Carlos Osorio

Después de un criticado proceso mundialista para llegar a la Copa del Mundo de Rusia 2018, el barco tricolor zarpará este viernes con una nueva tripulación, pero sin tener en claro quién será su timonel en la travesía a Catar 2022. El ciclo anterior lo lideró Juan Carlos Osorio, técnico colombiano cuestionado por diversas situaciones: las famosas rotaciones, el enigmático estilo de juego que poseía su ‘tri’, sus derrotas en los partidos importantes, e, incluso, el hecho de no ser mexicano, ocasionaron que la presión en el cafetalero aumentara, aún con una eliminatoria casi perfecta.

Juan Carlos Osorio
Foto: Especial

El balance del cafetalero

Dentro de los números del sudamericano se pueden encontrar 52 partidos dirigidos, 33 ganados, 9 empatados y 10 derrotas. Más allá de contar con un historial airoso, el talón de Aquiles del hoy técnico de la Selección de Paraguay, fue perder en duelos de trascendencia continental. El 7-0 ante Chile en la Copa América 2016 o el 4-1 contra Alemania en Confederaciones 2017, fueron imperdonables ante la afición azteca.

No todo salió mal. Osorio superó la clasificación a Rusia con 21 de 30 puntos posibles, 7 más que su más cercano perseguidor, Costa Rica. Sólo un equipo de CONCACAF fue capaz de derrotarlo: Honduras en San Pedro Sula y con una alineación completamente alternativa para México, aunque bajo la dirección de él, ningún once inicial estaba garantizado.

Juan Carlos Osorio en Copa del Mundo
Foto: Especial

Los claroscuros nacionales

Es posible hacer un balance de lo que ha dejado Juan Carlos Osorio como herencia al balompié mexicano; el fichaje del técnico nacido en Santa Rosa tenía un objetivo ineludible: trascender en la Copa del Mundo, pues durante las seis ediciones pasadas de la justa, México no había podido acceder a cuartos de final. Se trata del equipo que más veces ha superado la fase de grupos, pero también del que en mayor número de ocasiones ha fracasado en la primera fase de eliminación directa de forma consecutiva en la historia de los mundiales.

El ex técnico del ‘tri’ se dedicó a silenciar críticas, pues más allá de su estilo de juego, los resultados en la zona de eliminación lo respaldaron, sin embargo; al llegar a los momentos de graduación como entrenador, ya mencionados anteriormente, siempre quedó a la orilla. Parecía tener claro que después del compromiso del verano 2018 se iría de la Selección Nacional, pues con declaraciones rebeldes que contrastaban con sus jugadores como “no estamos para ser campeones del mundo” o movimientos que atentaban contra los mejores momentos del equipo en la cancha, hacían pensar que la Copa del Mundo se trataba de una gira del adiós.

Juan Carlos, te fuiste para bien

Imposible pensar que Osorio labró el camino en el futuro del futbol nacional. Sin un estilo de juego claro o una base de jugadores convocados, pues fueron más de 50 elementos que vistieron la camiseta tricolor entre 2015 y 2018, de los cuales no todos jugaban con sus clubes: tales son los casos de Uriel Antuna, Omar Govea o Cándido Ramírez. Lo único que se puede pensar es que apostó por los jóvenes que hoy convoca el ‘Tuca’ Ferretti como nuevo estratega interino, entre los casos, Jonathan González, Erick Gutiérrez, Hirving Lozano o Víctor Guzmán. Un hombre que incluso meses antes de terminar su contrato, ya había declarado el querer dirigir en el futbol inglés.

JCO
Foto: Especial

Sin duda, será interesante pensar en quiénes podrían redireccionar el barco tricolor rumbo a tierras cataríes, pues el timón ha quedado sin capitán que le dé rumbo y la esperanza de renovación en la tripulación también alienta a dejar de lado, en definitiva, a las manzanas podridas que contagiaban de egoísmo y narcisismo a las promesas del futuro. Por lo menos Ferretti los ha dejado fuera de esta convocatoria; un técnico que pregona la humildad en sus planteles, le ha dejado un manual de uso a quien vaya a tomar las riendas en definitivo. Sin aparentes compadrazgos ni la intención de ser amigo de sus dirigidos… como sí pareció con Osorio.

Miguel Enríquez | @MiguelEnriquezH

Sacrifico horas de sueño por un sueño más grande.