ADNdeportivo.com
Atlas vs Toluca
Inicio » Atlas-Toluca: Rivalidad que hiere desde el Verano 99

Atlas-Toluca: Rivalidad que hiere desde el Verano 99

En el balompié mexicano se han vivido agónicas finales, partidos llenos de garra o encuentros polémicos. Pocos reclutan todos los ingredientes que el aficionado busca en una gran final; misma que se desgasta cuando se juega a ida y vuelta.

No es el caso del Verano 1999, cuando los conjuntos vistozos llegaron a la pelea por el ansiado trofeo. Atlas y Toluca se medían por la búsqueda de una nueva estrella en sus uniformes; los rojinegros no conseguían un título de Primera División Mexicana desde 1951, mientras que los del Estado de México tenían un año de haberse coronado en el Verano 1998.

Toluca 99
Toluca se coronó ante un aguerrido Atlas

Equipos para el recuerdo

Con futbol agradable y echado al frente, ambos conjuntos partían como candidatos al título. Atlas, segundo lugar de la general con 34 unidades, repleto de jóvenes mexicanos como Juan Pablo Rodríguez o Rafael Márquez y con un técnico que apostó por la generación llamada ‘Niños Héroes’ como Ricardo Lavolpe, recibían en la final de ida al todopoderoso Toluca de Enrique Meza.

Los comandados por ‘el ojitos’ planteaban siempre un espectáculo cuando en la delantera aparecía el mítico José Saturnino Cardozo, un hombre letal que se las ingeniaba en cada ocasión para marcar y que significó que los escarlatas quedaran en primera posición del certámen con 39 puntos.

Toluca vs Atlas
Foto: Especial

El partido de ida se citó en el Estadio Jalisco, casa de los rojinegros. Con duelo de ofensivas y puertas partidas a la mitad, el marcador final terminó 3-3, dejando a pocos con claros favoritos para aventurarse a predecir al nuevo campeón del futbol mexicano. Los goles cayeron, por parte de Atlas, a cortesía de César Andrade, Hugo Castillo y el sorprendente novato Rafael Márquez; mientras que los visitantes pactaron la tregua con autoría de José Saturnino Cardozo y, en dos ocasiones, Carlos Adrián Morales.

Caótica definición

Nada cambió para la vuelta. Los escarlatas invocaron el infierno que acostumbran a las 12 del día; paradojicamente abrían las puertas del inframundo para conseguir la gloria eterna.

Con gran personalidad se plantó a la cita el Atlas; como quien no teme a los fantasmas de, en esa entonces, 48 años sin campeonar, la escuadra juvenil puso resistencia en la consagración de los diablos y llevó al límite las posibilidades de poseer el cetro de monarca azteca.

Verano 99
Foto: Especial

Los zorros aventajaron de inicio gracia a Hugo Castillo, pero pronto la voltereta se completó en manos de José Cardozo y Alberto Macías, mientras que el empate lo sentenció Miguel Zepeda.

Como si la hora estuviese pactada, el balón se negó a entrar a la puerta de Atlas y el árbitro central dictaminó la definición desde los 11 pasos. La gloria estaba en el paredón de fusilamiento. 

Atlas: Nacido para sufrir

Con todo parejo y la balanza en equilibrio, todos los cobradores habían acertado. Llegaba la última ronda, misma que abría Salvador Carmona y que sin presión dejo todo el zapato en el esférico para guardarlo en la porteria atlista. El turno venía para Julio Estrada, el último en toda la tanda. 

Más de 40 años sin título se definían en un hombre. Quien pasaría a la historia por el bien o el mal se paraba ante Hernán Cristante; la presión hacía que los hombres en la bombonera se quedaran sin aliento. Era eso o los más de 2500 metros sobre el nivel del mar.

El cobro silenció el Nemesio Diez. Un balón endiablado no le fallaría a su máximo poseedor y así se decidió el título. Estrada dejó la ilusión atlista en los guantes del ‘1’ de Toluca, para alargar aún más la espera. Queda la duda si los porteros se visten distinto por poder usar las manos o por ser el hombre con la posibilidad de cambiar rumbos escritos. 

 

Avatar

Miguel Enríquez | @MiguelEnriquezH

Sacrifico horas de sueño por un sueño más grande.