ADNdeportivo.com
Inicio » A doble raya: Rusia 2018, el estancamiento de América

A doble raya: Rusia 2018, el estancamiento de América

La eliminación de Brasil y Uruguay, en Cuartos de Final, significó el adiós de los representantes americanos en la Copa del Mundo Rusia 2018.

A DOBLE RAYA

Se acabó el sueño pero no la fiesta. Así, con el llanto de José María Giménez y la cara larga de Neymar, la Copa del Mundo llegó a su fin… para los equipos de América. ¿Es un retroceso o una llamada de atención para el futbol que se juega en Latinoamérica? Bienvenidos al espacio más rayado que un cuaderno… A doble raya.

Se fueron los ‘charrúas’ (y los rayados también)

Ni la ‘Garra’, ni el ‘joga bonito, el Mundial no tuvo una segunda oportunidad para Brasil y Uruguay; castigados en lo que mejor hacen respectivamente. El equipo uruguayo fue el primero en caer ante una versión efectiva y contundente del equipo francés. Dos disparos al arco y dos goles, así se definió el encuentro de Cuartos de Final donde hay que decir que Fernando Muslera pasó de héroe a villano.

A Uruguay no le bastó poner corazón y pelear hasta el último minuto, a Luis Suárez se le vio muy solo sin la compañía de Edinson Cavani. Por si fuera poco, el gol francés cayó a balón parado, una de las fortalezas del futbol charrúa. Con el error de Muslera, el partido fue mero trámite para los franceses. Cabe decir que Jonathan Urretaviscaya por fin jugó en Rusia 2018, aunque en situaciones sumamente adversas.

Una ‘diablura a la canarinha’

Tal parece que la lesión de Neymar sí repercutió en el accionar de Brasil. Sí, es cierto que ya había anotado en la Copa del Mundo, pero es un hecho que el astro brasileño no jugó a plenitud el Mundial de Rusia. Un autogol, un contragolpe y una soberbia actuación de Courtois frenaron el intento de los amazónicos por llegar a las Semifinales. Aparentemente a Neymar y a Brasil les cayó el ‘karma’, “hablaron mucho y ahora se fueron a casa”.

Un análisis por equipo

Argentina: Un equipo de individualidades que mostró su fragilidad defensiva y su falta de organización para trabajar en conjunto. Cuando Messi luchó contra el mundo, sus compañeros no aparecieron. En un torneo tan corto pesa más el trabajo en equipo que las individualidades (ausentes también, dicho sea de paso). Sampaoli consumó un proceso caótico y que amenaza con no ser lo peor de la crisis que ahora parece vivir Argentina.

Brasil: Lo dicho. Otro equipo con cierta dependencia a su ’10’, un jugador que no llegó en su mejor condición. A Brasil quizás le faltó efectividad de la Eliminatoria y la practicidad que sí mostraron los belgas al eliminarlos.

Colombia: Después de lo logrado en Brasil 2014, y con un grupo accesible, Colombia no tuvo su mejor Copa del Mundo. Los cafeteros no contaron con James Rodríguez, su luminaria, en su mejor forma física, y tuvieron errores puntuales en la apertura contra Japón y desde los 11 pasos ante Inglaterra. Los colombianos deben hacer también un análisis de su funcionamiento en la delantera, Falcao fue el único delantero en anotar en los seis goles de Colombia (tres de ellos de Yerry Mina).

La decepción de Concacaf

Costa Rica: Simplemente decepcionante. Hace cuatro años asombraron al mundo tras vencer a Italia y Uruguay y empatar ante Inglaterra. Sorprendentemente esta vez sólo pudieron empatar ante Suiza y cosechar dos derrotas (Serbia y Brasil). Quizás es el envejecimiento de una generación, pero claramente se esperaba más de los ticos.

México: Simplemente es otro fracaso de una generación que no está preparada para dar el siguiente paso. Muchos de los futbolistas mexicanos en Rusia 2018 son los mismos que estuvieron en Sudáfrica y en Brasil. En ambos mundiales demostraron que su potencial sólo da para Octavos cuando en la cancha dieron chispazos de poder ir más allá. Una vez más se pensó en ‘cosas chingonas’ y todo terminó con la misma chingadera’.

Regresos y frustraciones. Más análisis por equipo

Perú: Poco que reprocharle a la escuadra de Gareca. Un equipo que en Rusia 2018 volvió al Mundial tras 36 años de ausencia y que lo hizo con una propuesta agradable y de buen juego. Su único pecado fue no ser contundente, sus rivales sí lo fueron.

Panamá: Pagó el ‘derecho de piso’ de una nación que debuta en Copa del Mundo. Un equipo limitado y con muchas carencias en defensa. A Panamá debe servirle como un gran examen y una gran experiencia. Su reto sin duda debe ser clasificarse a Qatar 2022 y, de ser posible, mejorar su actuación.

Uruguay: Lo dicho, Luis Suárez extrañó en demasía a Edinson Cavani y por momentos pecaron de respetar en demasía a Francia. La Selección Uruguaya está en un proceso de renovación que ilusiona con jóvenes como Laxalt, Betancur, Torreira, Nández y José María Giménez. Esta vez no bastó la garra y el corazón para vencer a Francia.

Rusia 2018: ¿Retroceso, estancamiento o llamada de atención pata América?

Es evidente que no se pueden sumar manzanas con con filetes, una cosa es el futbol sudamericano y otro el de Concacaf. Lo cierto es que cada uno dejó de hacer cosas en el terreno de juego y mostró sus deficiencias en las derrotas.

A nivel Concacaf está claro que aún se está lejos de pertenecer a un futbol de élite. ¿Cómo pensar en un “crecimiento” cuando Panamá terminó último del Mundial y Costa Rica en fase de grupos? ¿Cómo hacerlo si México tuvo en sus manos la posibilidad de hacer su mejor Copa del Mundo y fallaron ante Suecia? En funcionamiento y en mentalidad, parece que Concacaf aún está tan lejos como Qatar 2022.

Respecto a Sudamérica, la buena noticia es que Brasil retomó su estilo de ‘joga bonito’ y se renovaron hacia el ataque. Una buena nueva también para Perú y su retorno al plano Mundial, mientras que Uruguay sueña con lograr grandes cosas en su renovación generacional.

Lo preocupante está en las maneras, por momentos parece que el futbol de América regresó a ese estilo sordo y pesado que se basa en la garra y el juego ríspido, y que el futbol lo dejaron para los europeos. Así pues, se fueron los americanos y todo queda en manos de Europa que, por cierto, hoy ya tiene en Francia a su primer finalista.

Mario Becerril | @becerril_m26

Apasionado por llevarte todos los detalles de los deportes que más te emocionan. Aficionado de la justicia en el deporte. Periodista deportivo por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.