ADNdeportivo.com
Inicio » A doble raya: Monterrey y su mínimo esfuerzo

A doble raya: Monterrey y su mínimo esfuerzo

Monterrey sumó su segundo triunfo del torneo tras imponerse como visitante 0-2 ante León. Funes Mori volvió con gol a las canchas.

A DOBLE RAYA

Para aquellos que sólo les importa ganar y ganar, Monterrey ha comenzado este Apertura 2018 en gran forma. Dos triunfos en calidad de visitante y con el arco invicto. El inicio de Alonso suena muy bien (salvo por el sinsabor de la Supercopa MX) pero, ¿realmente convence en su accionar? Bienvenidos al espacio más rayado que un cuaderno… A doble raya.

Nico Sánchez, el impecable cobrador

Fallar penaltis se volvió en un problema para Rayados, un inconveniente que Nicolás Sánchez se encargó de resolver. Aunque probablemente un día él también falle, ‘Nico’ demostró que aquel dolor de cabeza ya se disipó y que en su persona el equipo tiene a alguien con templanza y seguridad al momento de ejecutar.

Lo preocupante con Sánchez es su velocidad. No los digo porque se haya visto mal, pero tanto él como Basanta ya no tienen la rapidez de antaño y es inquietante saber qué pasará cuando tengan que defender a una delantera verdaderamente veloz.

El regreso triunfal del ‘Melli’ Funes Mori

Fueron cerca de cuatro meses y medio los que Rogelio Funes Mori tuvo que esperar para volver a las canchas. La lesión en los meniscos lo mandó a cirugía y este domingo volvió con un gol ante León. Sin afán de denostar al resto de los atacantes albiazules, la diferencia es total con Funes Mori en la cancha.

Desde que el argentino entró a la cancha, Rayados aumentó los disparos a puerta, consiguió un penalti (y otro que no le marcaron) y el pampero logró su gol. No soy fan del estilo que tiene Rogelio, en realidad Monterrey podría traer a un delantero matón, pero es innegable que el promedio de gol de Funes Mori no lo tiene nadie en el plantel.

50 minutos de superioridad y Monterrey sin gol

Aunque puede discutirse si la expulsión de Pedro Aquino fue justa o no, está claro que Monterrey tomó ventaja con el hombre de más. Culpa del arbitraje, quizás, pero Rayados se apoderó de le pelota y de todos los rebotes pero no lo reflejó en el marcador. Pizarro fue de los más insistentes, aunque en algunos momentos intermitente o más bien impreciso en sus decisiones; es muy plausible que no cese en sus intentos.

Lo desesperante pasó en el ritmo semilento en que los albiazules encararon el partido. Francamente algunos pases se veían desganados y, paradójicamente, por momentos pareció que los Rayados se decidieron a resolver el partido y lo consiguieron. Urretaviscaya, Avilés Hurtado y por momentos Gallardo, se vieron erráticos en cada ataque; lo del uruguayo es aún más claro, parece no atravesar su mejor momento.

Paciencia acompañada de resultados

Quizás todavía no se ve la mejor versión de Rayados porque el torneo apenas comienza y los jugadores todavía no están en su mejor forma física. Los pupilos de Diego Alonso por momentos se ven carentes de intensidad o distan de ser un equipo explosivo al ataque, pero paciencia… Hay que recuperar la mejor versión de Urretaviscaya, Avilés Hurtado y me atrevo a decir que también de Pizarro.

Monterrey ha ganado sus primeros dos partidos imponiendo el mínimo esfuerzo. Insisto que hay mucho por corregir pero, claro, siempre será preferible trabajar al calor de victorias y no de derrotas.

Mario Becerril | @becerril_m26

Apasionado por llevarte todos los detalles de los deportes que más te emocionan. Aficionado de la justicia en el deporte. Periodista deportivo por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.