ADNdeportivo.com
Copa Rayados Cruz Azul
Inicio » Juega como equipo chico y cosecharás chiquito

Juega como equipo chico y cosecharás chiquito

Monterrey desaprovechó la oportunidad de sumar tres puntos en su visita a los Pumas y tuvo que conformarse con el empate tras pararse como ‘equipo chico’ y jugar con un hombre más.

Llevo al menos 11 años asistiendo a los partidos de Rayados cada que visita Ciudad Universitaria y está de manifiesto decir que es una cancha donde Monterrey sufre y batalla en demasía para obtener buenos resultados.

Este domingo dieron la que, posiblemente, es la actuación más miserable y timorata en muchos años de La Pandilla en suelo capitalino. Bienvenidos al espacio más rayado que un cuaderno… A doble raya.

A DOBLE RAYA

Uno de los aprendizajes que hemos tenido en el futbol mexicano incluso desde antes la llegada del VAR es aprender que el arbitraje puede ser muy bueno un partido, el otro te puede ‘acuchillar’ y el siguiente te puede beneficiar.

El problema está en la congruencia con la que juzgamos a los silbantes. Pocos, o casi nadie, de Rayados se pronunciaron respecto a la expulsión de Luis Quintana que indirectamente favoreció a Monterrey.

Respecto a la jugada que dejó con un hombre menos a Pumas, solo queda decir que la roja fue más que exagerada y que condicionó a los felinos el resto del juego.

Actitud mezquina y timorata

Cada vez que Rayados visita la capital se enfrenta con los problemas de la altitud, la contaminación y a veces hasta el calor; sin embargo, las últimas dos visitas de Monterrey a la capital pueden calificarse de medrosas y mediocres.

Según el portal Transfermarkt, la plantilla de Rayados tiene un valor de poco más de 75 millones de euros. Es vergonzoso que con el marcador a favor y con un hombre más, Diego Alonso decidiera renunciar al ataque y defender un miserable gol con una hora de juego por delante. Afortunada o desafortunadamente, el futbol le cobró factura al Monterrey por su postura tan conformista.

Una banca desbalanceada, ¿de ‘equipo chico’?

Si bien el equipo comenzó a mostrar cansancio en los últimos minutos y pudo perder el juego, el único punto en favor de Alonso es el que no tuvo una banca con los recambios necesarios para ajustar en el desarrollo del juego.

Tener a Avilés Hurtado, ‘Ponchito’ González y Miguel Layún podría haberle dado un refresco al equipo para no perder la idea ofensiva; sin embargo, los sustitutos que Monterrey llevó (Hernández, Cárdenas, Vangioni, Basanta, González, Gutiérrez y Saldívar) eran de un corte defensivo.

No está de más decir que Alonso también planteó mal su formación inicial. Meter de arranque a Pabón y a Maxi Meza, cuando son futbolistas que recienten mucho jugar en la altitud, no era lo más apropiado; a esta mala decisión se suma la de Pizarro, quien no juega desde la vuelta de las Semifinales.

Ay, Barovero…

Marcelo Barovero no me resulta un mal arquero; no obstante, soy de los que no estaba de acuerdo con su contratación. Si Monterrey ya tenía a Carrizo, ¿por qué no darle un voto de confianza en vez de traer a Barovero? Bien que mal, Carrizo respondió en la Copa MX y era un atajador de penales.

El problema con Barovero no es que se equivoque, sino que para su infortunio esos yerros se han presentado en momentos importantes para el equipo. La falla de Marcelo es la cereza de un pastel podrido que el equipo comenzó a cocinar al no querer matar a Pumas, pero tanto nos quejamos de Hugo González y ahora… Bueno, pues tenemos a ‘Trapito’.

Mario Becerril | @becerril_m26

Apasionado por llevarte todos los detalles de los deportes que más te emocionan. Aficionado de la justicia en el deporte. Periodista deportivo por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.